DHA OMEGA 3

Los omega-3 son un tipo de grasa alimentaria que cumple importantes funciones para nuestra salud. Es importante entender que existe omega-3 de origen terrestre (ej. semillas de lino, chía, sésamo, frutos secos etc.) y de origen marino (ej. pescado), siendo sus propiedades muy distintas y correspondiendo a los omega-3 marinos el mayor abanico de bondades. Por ello, los omega-3 “marinos” son los ácidos grasos protagonistas de los productos NUA.

La denominación omega-3 procede de la ‘jerga’ química y hace alusión a una peculiaridad química que pueden llegar a compartir las moléculas de distintos tipos de grasas alimentarias, pero que en modo alguno implica que compartan las mismas propiedades o atribuciones de salud.

Dos son las moléculas de omega-3 marinos más importantes para la salud de los humanos: el DHA (ácido docosahexaenoico) y el EPA (ácido eicosapentaenoico). En NUA, cada una de ellas se ha concentrado en dos productos distintos, el NuaDHA y el NuaEPA.
Tanto el DHA como el EPA son esenciales para nuestro organismo, ya que nuestro cuerpo no puede fabricarlos y por tanto, debemos obtenerlos a través de la alimentación o de un suplemento. Es importante apuntar que el único alimento de nuestra dieta que aporta DHA y EPA es el pescado azul (ej. anchoa, sardina, atún, salmón etc.), estando prácticamente ausente en el pescado blanco (ej. merluza, gallo, lenguado, rape, tilapia etc.).

Diferencia entre NuaDHA y otros Omega-3

A diferencia de la mayoría de los suplementos comerciales de Omega-3 del mercado, en NuaDHA, prácticamente la totalidad de la perla es omega-3 (ej. DHA), no habiendo ‘grasas de pescado no omega-3’ o ‘sobrantes’ que no nos aportan nada. Esto implica que la pureza del NuaDHA es máxima, pudiendo con ello concentrar altas cantidades de omega-3 en una sola perla (aprox. un 90-93%).

DHA omega 3

Por eso, 1 perla de NuaDHA = 3, 5, 10, 15 o más perlas de otros preparados comerciales de Omega-3

La cantidad de omega-3 por perla (entendido como cantidad de DHA y/o EPA) es variable según marcas comerciales y ello se verá reflejado en su precio final. Por tanto, es importante entender que 1000 mg de Aceite de pescado no equivalen a 1000 mg de Omega-3. Por ello, hay que leer con detenimiento la Información nutricional de las etiquetas con el fin de saber cuánto omega-3 aporta una perla de producto, independientemente de la cantidad de aceite de pescado que contenga. Desde el punto de vista del bienestar humano, sólo interesa la fracción de omega-3, siendo el resto de grasas del pescado ‘vacías’, ya que no nos aportan nada.

¿Por qué separar el DHA y el EPA?

Por sus características, es preferible no dar EPA a embarazadas o niños pequeños (menores de 6-7 años). La toma de EPA, según qué cantidades, podría llegar a entorpecer el acceso de otra grasa alimentaria que es esencial para el desarrollo cerebral llamada ácido araquidónico. Estando separado el EPA del DHA, los niños y embarazadas pueden beneficiarse de las importantísimas bondades de los omega-3 a través de la toma exclusiva de DHA (Nota: por sus características, el uso del EPA es por lo general más propio de edades adultas y no tanto para niños).

Asimismo, la toma de altas dosis de EPA (>3g) junto con una terapia anticoagulante, debería ser supervisada, ya que en casos aislados, podría llegar aumentar de manera no significativa el tiempo de sangrado (no habría problema con la toma de dosis más bajas ej. 1-1,5 g/día).

Por tanto, y con el fin de que estos colectivos (y en especial niños y embarazadas) puedan beneficiarse de las bondades de los omega-3, en NUA se decidió separar el DHA y el EPA en productos distintos. La separación de cada ácido graso en perlas distintas ofrece la oportunidad de hacer un ‘traje a la medida’ de las necesidades de cada individuo. Fuera de los 2 casos mencionados, cualquier persona puede tomar el NuaDHA y NuaEPA a la vez si así lo desea.

Nuestra gama de productos con DHA Omega 3



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…