47. ¿Cómo se fabrican los aceites omega-3 de NUA?

De manera resumida, el sistema de extracción utilizado en NUA para obtener sus altos concentrados de omega-3 consta de dos etapas:

Etapa 1ª o Extracción Supercrítica Líquida (Supercritical Fluid Extraction o SFE). Este sistema se basa en las propiedades tan peculiares que presenta la molécula de C02 (dióxido de carbono) bajo determinadas condiciones de presión y temperatura, que hace que se comporte en parte como un líquido y en parte como un gas. Como resultado de ello despliega una elevada capacidad disolvente y de arrastre lo cual, unido al hecho de que es una sustancia inerte, no tóxica y no corrosiva, lo convierte en un vehículo de extracción ideal.

Etapa 2ª o Cromatografía Supercrítica en estado Líquido (Supercritical Fluid Chromatography- o SFC). La SFC es una técnica que conjuga dos técnicas de cromatografía bien conocidas desde hace años como son la cromatografía de gases y la HPLC. Se lleva a cabo tras al SFE y es necesaria para la separación final de los distintos ácidos grasos.

Los beneficios de la extracción con C02 en estado supercrítico son muchos, entre los que cabe destacar:
• El aceite no es sometido al altas temperaturas, ya que el total del proceso es un sistema no agresivo para el aceite.
• No se utiliza en ninguna etapa disolventes químicos, siendo por tanto un sistema muy positivo con el medioambiente.
• Las condiciones de presión y temperatura son suaves sin dañar en ningún momento el aceite.
• La tecnología supercrítica evita la isomerización y oxidación. La presencia de un tipo de moléculas llamadas isómeros y/o la oxidación del aceite son dos escenarios que sin duda devaluarían la calidad del aceite, siendo por tanto deseable evitar al máximo su presencia.

En definitiva, se trata de un sistema de extracción inocuo para el aceite que permite preservar al máximo la calidad de las moléculas de omega-3 presentes de manera natural en el aceite de partida.