46. ¿Tiene NuaDHA efectos secundarios?

El NuaDHA es un omega-3 de una elevada pureza. Esto implica que no hay presentes ‘otras grasas’ no deseables para nuestra salud (ej. grasas saturadas, trans etc.). Así mismo, está prácticamente exento de contaminantes marinos (ej. metales pesados, PCBs, Dioxinas etc.). Por tanto, en su conjunto es un producto muy seguro para el usuario final.

Dicho lo anterior, por tratarse de ‘grasas’, podría darse el caso de que en algunas personas en las cuales la digestión de los alimentos grasos está comprometida (ej. por tener problemas de vesícula o por no tener vesícula), podría resultar algo más pesada la digestión no sólo de las perlas de omega-3, sino de cualquier aceite ingerido (ya sea un omega-6, aceite de oliva etc.). En estos casos, se recomienda empezar de menos a más, esto es, si hubiera que tomar más de una perla diaria, empezar tres días con una sola perla tomada con una comida. Si se tolera bien, incluir en una comida distinta una segunda perla y así sucesivamente. Si a partir de una dosis las molestias son mayores, no seguir aumentando la dosis.
En un número reducido de personas, el aceite puede ‘repetir’ tras su ingesta con un cierto sabor a pescado. En estos casos evitar tomar varias perlas juntas e intentar distribuirlas en distintas tomas con algo de alimento.

En el caso de personas con una gastritis subyacente, la toma de cualquier perla o cápsula, independientemente del principio activo que lleve, a veces genera molestias al entrar en contacto con las paredes irritadas del estómago. Para el caso de las perlas de omega-3, cortar la punta de la perla y vaciar el contenido de aceite en un yogur de limón, gazpacho, atún con mayonesa etc.
Hasta la fecha, el NuaDHA ha sido bien tolerado por personas alérgicas al pescado, ya que carece de proteína de pescado.